Seguinos

Detrás de la corrupción en la pandemia

Tinta Verde

Detrás de la corrupción en la pandemia

Detrás de la corrupción en la pandemia

Al igual que todo el pueblo de Honduras, nos preguntamos donde quedó el dinero que iba se iba a usar para enfrentar la pandemia, los millones de lempiras nunca llegaron y las promesas ya no las creen ni los más ingenuos.


Siguiendo las normas de distanciamiento social platicamos con la periodista Iris Mencía, periodista con más de 20 años de experiencia y experta en investigación social, para tratar de ordenar un poco las ideas y aportar elementos a la auditaría social.

A cuatro meses del decreto de pandemia y tras millones de dólares aprobados en asignaciones y prestamos Mencía nos comento “imagínese usted como evidenciar la corrupción en el manejo de alrededor de mil millones de lempiras, para atender la pandemia en el país, si con esa cantidad de dinero bien invertido, estuviéramos viviendo otra historia, pues con menos recursos otros países han logrado bajar la curva”.

La experimentada comunicadora señaló que “las donaciones, como la de Organización Panamericana de la Salud (OPS), de 85 mil pruebas para detectar el virus casi seguro fueron desviadas a centros hospitalarios privados o a manos particulares. Las ofertas de pruebas rápidas van desde 450 a 3,000 mil lempiras cada una, pregúntese ¿de dónde obtuvieron esas pruebas? en la actualidad a cinco meses de detectarse el contagio, no hay 85 mil personas testeadas”.

Olga Iris Mencía Bárcenas, comunicadora social con más de 20 años de experiencia.

Además, sostuvo que “adquirir sistemas médicos de ventilación incompletos, carencia de tanques de oxígeno, muerte de personal sanitario por el virus por falta de equipo de seguridad, la compra sin normas básicas de control de hospitales móviles a un costo de 48 millones de dólares, 1,200 millones de lempiras, por instrucciones de Juan Orlando Hernández y que no estén operando todavía en el país. Son claras muestras de corrupción, que han sido evidenciadas en su mayoría por prensa independiente, por el Colegio Médico y ciudadanía que ha filtrado información a algunos medios informativos que no están en las listas de tarifas del régimen”.


Hasta ahora – apuntó Iris Mencia – en las condiciones actuales donde han secuestrado los poderes del Estado, son escasas las posibilidades de que las personas vinculadas a estos actos paguen sus delitos. El régimen desde hace largo tiempo se protege en la legislación aprobada dictada desde el poder ejecutivo, porque además blinda a miembros del mismo partido que son co-participes de los actos de corrupción.

“La Corte Suprema de Justicia y sus tentáculos, juzgados, Ministerio Público, están atados de pies y manos. La única forma que creo posible es erosionar ese poder fáctico para comenzar de cero a adecentar la estructura político, económica, social” subrayó la periodista.

“Hay una élite empresarial, bancos a través de fideicomisos, oligopolios, corporaciones e incluso trasnacionales cuyo único interés son los intereses que ganan sus cuentas tanto a lo interno como en el extranjero, pero se dejan ver leves fisuras, porque la realidad de la muerte por pandemia les ha sobrepasado y por tanto se saben responsables del trágico drama nacional. Quizá el hecho de que el virus les llegue también y que su dinero no les salvará les permita aproximarse un poco más a la realidad nacional y les explote la burbuja en sus rostros” finalizó.

Existe una importante parte de la población que ya sea por su situación de extrema necesidad económica o por el analfabetismo se les hace difícil seguir los escándalos de corrupción, o aún sabiendo se les hace difícil involucrarse política o socialmente. Sin embargo es necesario seguir con la investigación y la denuncia y poco a poco, una a una ir despertando las conciencias.

Raquel Carcamo.

Tinta Verde

Tinta Verde es un proyecto formativo y divulgativo periodístico enfocado en tratar a profundidad la problemática que viven las mujeres de Honduras, y articular herramientas de comunicación para enfrentar la desinformación y manipulación informativa con sesgos machistas y discriminatorios que existe en el país.

Comentarios

Más en Tinta Verde

Hasta arriba