Seguinos

Marvin Ponce: No soy violento ni peleonero.

Noticias

Marvin Ponce: No soy violento ni peleonero.

Polémico, irreverente y controversial. Así es Marvin Ponce Sauceda “experimentado” en política que después de algunos desaciertos asegura que recuperó la confianza y su cargo como asesor del Juan Orlando Hernández.

¿Viene de los barrios?

¡Yo vengo de la barriada! Nací en el barrio El Manchén de Tegucigalpa. Mi familia era muy pobre. A los dos años mis padres se trasladaron a la colonia San Francisco de Comayagüela. Estudié en la escuela Jesús Aguilar Paz y mis primeros años los estudié al aire libre y cada quien llevaba sus sillas porque en la escuela no había pupitres. En la colonia, al inicio, no había agua potable, ni alcantarillado, sus fundadores fueron personas que antes vivían en las orillas del río Choluteca y una gran llena les llevó sus casas. Hasta que tenía 14 años conocí una tasa sanitaria

¿Cómo fue su niñez?

De niño jugué fútbol en las calles con mis vecinos y fui teatrista en lo que se llamaba el grupo teatral San Francisco. Hacíamos obras críticas que plasmaban nuestras necesidades como comunidad. Mi padre, Pompilio Ponce, era un reconocido líder del Partido Nacional, me inculcaba su doctrina. Cuando yo tenía 10 años, él me presionó para que hiciera mi primera comunión en la iglesia y, molesto, le respondí que no quería porque era comunista. También fui un gran jugador de billar.

¿ A qué edad se involucró en las causas sociales?

A los 13 años me incorporé al Frente Central de Defensa por los Intereses Comunales de Honduras, y allí, con otros líderes, luchamos porque muchos barrios y colonias se lograran instalar en un pedazo de tierra. El Partido Comunista lideraba las disputas de tierras y con su respaldo logramos 400 colonias de Comayagüela que habían sido habitadas mediante la ocupación de tierras por su necesidad de una vivienda.

¿Dónde hizo sus estudios?

Estudié en el Instituto Central Vicente Cáceres y me gradué con honores. Allí emprendí otra lucha como líder estudiantil hasta que se logró la construcción del colegio. Hugo Noé Pino y Matías Fúnes ya habían egresado del instituto, ellos ya eran universitarios, pero llegaban a asesorarnos a nosotros para luchar porque se lograra edificar el instituto.

¿Y sus estudios universitarios?

En los ochenta salí al exilio a la Unión Soviética. Allá estuve unos meses y mientras estudiaba Sociología en una universidad de allá, con otros compañeros que salieron del país conmigo, un profesor nos asignó una investigación de movimientos revolucionarios en el continente americano. Nosotros incluimos al Che Guevara y, al parecer, el maestro odiaba a este revolucionario y prácticamente nos corrió de la universidad. Después de eso me fui a México y allí estudié Sociología Rural, y cuando regresé a Honduras estudié Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Allí también estuve en movimientos estudiantiles

¿Cuándo comenzó en las luchas campesinas?

Fui a Colón y allá conocí a varios líderes populares con los que luchamos por impulsar la reforma agraria, allí en otras zonas del norte del país. Por eso cuando los campesinos vendieron sus tierras yo me decepcioné porque intentamos convencerlos para que no vendieran sus tierras a Miguel Facussé, a las cooperativas y a otros grandes terratenientes y no se logró el objetivo. En el gobierno de Rafael Leonardo Callejas, Juan Ramón Martínez era director del Instituto Nacional Agrario y él fue el principal promotor de ventas de tierras. Incluso, con armas obligaron a los campesinos a vender sus tierras. Callejas montó una contra a la reforma agraria con la Ley de Modernización Agrícola y la consecuencia fue que el 90% de las tierras del valle del Aguán, el valle de Leán y el valle de Sula terminaron en pocas manos

¿Y ser revolucionario le ha causado problemas?

Viví represión en general. Pero lo peor que me pasó fue cuando me tuvieron preso 226 días en cárceles clandestinas en unas grandes montañas solo por defender los derechos de los campesinos. La gente pensó que me habían desaparecido.

¿Usted es agresivo?

Tuve pleitos con Fernando Anduray, con Nasralla y el último con Nelson Ávila, pero ellos me ofendieron, me insultaron y yo solo respondí a sus provocaciones. No soy violento y los que me conocen saben que soy muy tranquilo.

¿Fue fundador de la Unificación Democrática?

Inscribimos legalmente al partido en 1993 para que fuera una alternativa y un partido de verdadera oposición. Siempre buscábamos asesores sobre los distintos temas del país. El partido nació en la izquierda, tanto que en 2009 apoyamos a la Resistencia después del golpe de Estado, para que Mel Zelaya en 2013 nos rechazara porque nosotros le propusimos hacer una alianza entre el Faper, la UD y Libre. Al final nos dijo que no iba a hacer alianzas con nadie y ahora allí anda con su Alianza en la que se echó a la bolsa al Pinu y convenció a Nasralla de ser su candidato

¿Y el pleito con Salvador Nasralla?

Fue en un centro comercial. Ese señor andaba con sus modelos en el lugar y fue todo fanfarrón dos veces a decirme que me conocía, que yo era político vividor del sistema. Me puso el dedo en la frente y yo le di un golpe cerca de la cara. Me empezó a insultar y sacó sus dotes. Nasralla no es una persona seria.

¿Qué lectura da a las próximas elecciones

Juan Orlando las ganará porque ha hecho un gran trabajo en seguridad. Él es un estadista y yo lo apoyo porque toma decisiones. Debo decir que he pagado una factura política muy cara por apoyar al Presidente, pero sigo adelante.

¿Cuál es el futuro de la oposición?

Los partidos pequeños deberían replantearse y formar uno solo para no desaparecer. Mel Zelaya, Salvador Nasralla y Luis Zelaya no van a conquistar el poder.

¿Ya no es asesor presidencial?

Desde hace pocos meses estoy como asesor de nuevo, solo que con un perfil más bajo. Yo soy amigo del Presidente y le digo lo que está bien y mal.

¿Cuál es su salario?

Gano 80,000 lempiras nominalmente, pero de allí pago mis impuestos y deducciones

¿Cuáles son sus pronósticos para 2018?

El país crecerá, las extradiciones continuarán de la mano de Juan Orlando y también creo que el alcalde Tito Asfura atenderá su gran deuda con los barrios y colonias.

Libertad Digital nace en la primera gran oleada de digitalización del siglo XXI. Consciente de nuestro tiempo, dejamos por sentado que un periódico digital en una época tan inestable en nuestra querida Honduras, no podía ser sino políticamente vanguardista y progresista.

Comentarios

Más en Noticias

To Top