Seguinos

La verdad de los saqueos

Noticias

La verdad de los saqueos

Por: Carlos A. Lanza 

En los últimos días hemos visto como la justa lucha por el respeto a la voluntad popular se ha combinado con acciones de saqueo a tiendas, comercios, furgones, bancos y camiones repartidores de productos. 

Lo más fácil es condenarlos y tomar distancia de ellos, pero el problema quedaría sin explicación; la dirigencia de la Alianza oficialmente ha dicho que los saqueadores son “cachurecos infiltrados”, No hay duda que en la actual coyuntura el Gobierno de JOH los está utilizando y hasta cierto punto los está protegiendo, la estrategia es asociar la lucha de la Alianza con los saqueos de los delincuentes, es más, muchos de esos saqueadores también pertenecen a las filas del Partido Nacional, pero ese análisis, que es válido, solo sería una respuesta a la coyuntura política pero no explicaría la naturaleza social de este sector marginal que hoy se expresa en medio de este conflicto político.

¿Quiénes son los saqueadores?

Los saqueadores son en su mayoría gente marginal, personas a quien el sistema oligárquico les ha robado su humanidad hasta degradarlos a la categoría de escorias sociales; son personas a las que les han arrebatado la vida, la esperanza, cualquier perspectiva de futuro. 

Cuando se da un estallido social con características insurreccionales, entonces el terremoto social produce una sacudida que mueve todo el subsuelo social y esta gente sale a liberar toda su neurosis, toda su frustración y la primera acción que realizan es apropiarse masivamente de todos aquellos bienes materiales que el sistema les ha negado toda su vida. La precariedad material en la que han vivido es tan intensa que buscan en un televisor, microonda, ropa, zapatos, equipos de sonido y otras cosas, llenar el vacío material y emocional. Salen a vengarse del sistema, ellos no pueden traducirlo en un programa político, actúan como hordas salvajes, son gente instintiva no programática; en el fondo, luchan de manera deformada contra la propiedad privada, que a mi juicio es una lucha históricamente válida; claro, no es lo mismo la acción política por acabar con un sistema injusto que la acción de los saqueadores, que solo alcanzan a destruir una tienda. Sin embargo, hay otros asaltantes que en verdad saquean sin ninguna necesidad, lo hacen al calor de la euforia social del momento.El saqueo tiene carácter de clase.

Cuando la oligarquía saquea los medios corporativos guardan silencio, el saqueo del IHSS ha sido el peor robo a una institución pública en la historia de Honduras, pero la complicidad de los medios fue casi absoluta. Ahora que algunos sectores saquean una tienda y se llevan relojes y celulares entre otras cosas, ponen el grito al cielo como buenos hipócritas. Las empresas mineras saquean a diario nuestros recursos naturales y pocas voces independientes son las que se levantan para denunciarlo; saquean los bosques y se fijan en el saqueo de una tienda de televisores que comúnmente es del dueño que saquea el bosque. Asesinaron a Berta Cáceres porque enfrentó a los saqueadores del agua y guardaron silencio.

No aplaudimos el saqueo, pero si un sistema cría ratas ¿por qué se asustan cuando estás salen a morderlos?

Libertad Digital nace en la primera gran oleada de digitalización del siglo XXI. Consciente de nuestro tiempo, dejamos por sentado que un periódico digital en una época tan inestable en nuestra querida Honduras, no podía ser sino políticamente vanguardista y progresista.

Comentarios

Más en Noticias

To Top