Seguinos

38 años del asesinato de Herminio Deras, reconocido dirigente político.

Libertad Digital

38 años del asesinato de Herminio Deras, reconocido dirigente político.

38 años del asesinato de Herminio Deras, reconocido dirigente político.

RECORDANDO A HERMINIO DERAS

“Mayo lleva impresa hacia el futuro la huella luminosa de una gran victoria de los humildes.
Mayo es un camino de luchas con la perspectiva de grandiosos éxitos para el pueblo hondureño.
Mayo es ya un ideal, un programa y un método revolucionario para la acción de masas por reivindicaciones de clase y por la liberación nacional.”
Ramón Amaya Amador.

En este año 2021 se cumplen 38 años del cobarde asesinato del dirigente revolucionario Herminio Deras, quien fuera uno de los protagonistas de la fundación de múltiples organizaciones sociales, una de ellas la Federación Unitaria de Trabajadores de Honduras (FUTH), en los días 25 y 26 de abril de 1981; profesor de educación Primaria, nacido en El Progreso, Yoro el 21 septiembre de 1941, cumpliría 80 años en el 2021, dedicó toda su vida a la educación popular, entendiendo está como el medio transformador de la sociedad; y como muy bien lo expresa un estudioso de la neurociencia y conferencista de nuestros días, cuando se refiere a personas con este carisma, Herminio con sus charlas “tocaba los corazones y provocaba un impacto maravilloso en las personas”, además coincidía con el conferencista en mención en que “la educación no son cubos vacíos que hay que llenar……..”, Herminio insistía en que la educación era para transformar al hombre y éste a la sociedad.

Viene a mi memoria el rostro relajado y de agradable sonrisa de Herminio. En 1975 me dijo que me matriculara en el Instituto Departamental José Trinidad Reyes de San Pedro Sula, Cortés, en jornada nocturna, porque yo también debía superarme en la educación formal; ya se respiraban aires de lucha por oficializar “el Reyes”, allí conocí a algunos dirigentes estudiantiles que hoy son notables intelectuales o dirigentes magisteriales.



De Herminio dijo el que fuera uno de los dirigentes de la Gran Huelga de 1954 y Secretario General del Partido Comunista de Honduras, Rigoberto Padilla Rush, “…….Aquel joven resultó una gran adquisición providencial, porque pronto demostró tener capacidad organizativa, rapidez en la comprensión de los problemas más complejos y una energía sin desmayos para realizar las más diversas como arriesgadas tareas. Y vaya si lo necesitábamos en aquel momento. Ese era Herminio Deras, más conocido en el Partido como Diego Paz, formidable organizador y agitador de masas…”. Tomado del libro “Memorias de un Comunista”, compilador Marvin Barahona.


Herminio lo mismo estaba en una sede sindical o estudiantil que bajo una champa en el campo con sus charlas sobre economía, filosofía, sociología desde el enfoque de la lucha de clases, desde el punto de vista marxista; igual estaba en las huelgas, estaba en tomas o recuperaciones de tierra. Comparto algunas anécdotas: el compañero José Luis Hernández, ex dirigente cervecero, cuenta que “Diego era muy audaz, una vez se hizo pasar por Presidente del STIBYS para entregar una ayuda solidaria a un grupo campesino, porque siempre andaba de incognito o de forma clandestina, así lo informaron los campesinos cuando realmente como STIBYS fuimos a hacer entrega de nuestro aporte solidario, porque cuando llegamos nosotros preguntamos si habían tenido alguna visita los campesinos dijeron, ayer vino el Presidente del STIBYS”; Salvador Rivera (Q.D.D.G.) , un ex delineador del I.N.A., en una celebración de aniversario del SITRAINA manifestó “Herminio Deras nos visitaba cuando estábamos organizando el sindicato, llegaba en una bicicleta a darnos charlas organizativas por la noche. Era muy ameno escucharle y tenía gran habilidad para motivarnos”.


Herminio hombre multifacético, de palabra y acción; también hacía periodismo en las organizaciones sociales con las cuales estuvo en contacto, sean obreras, campesinas y estudiantiles. Por ese entonces los medios de comunicación populares hacían una fuerte lucha ideológica contra “los medios de confusión” como bien les llama el prestigiado Sociólogo Atilio Borón. También escribía con pseudónimos en la prensa burguesa a través de periodista amigos.


En el primer aniversario la Revolución Sandinista, en 1980, Herminio participó en la organización de brigadas de jóvenes que fueron a cortar algodón en solidaridad con el pueblo nicaragüense, igualmente hacía labor de solidaridad en favor del pueblo salvadoreño. Ante la incorporación de sectores populares en estas labores de solidaridad, no se hizo esperar la reacción en nuestro país de las fuerzas sociales oscurantistas (empresarios, militares, partidos políticos tradicionales) trayendo repercusiones en el fuerte movimiento obrero de entonces, los principales líderes de masas, entiéndase dirigentes magisteriales, sindicales, campesinos, estudiantiles y de derechos humanos fueron asesinados y desaparecidos. Comenzó la selectiva y sistemática violación de los derechos humanos, saldo más de 150 desaparecidos y asesinados, así aparece el Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (CODEH) y el Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos en Honduras (COFADEH).


Herminio tuvo que dedicarse a su actividad política de manera semiclandestina porque su vida ya estaba en peligro por la doctrina de la seguridad nacional impuesta en Honduras siguiendo los dictados de Estados Unidos de Norte América; se instalaron bases militares norteamericanas y se permitió el entrenamiento militar al ejército salvadoreño en nuestro territorio, en el centro Regional de Entrenamiento Miliar y Seguridad (CREMS) en Trujillo, colón. Y las Fuerzas Armadas de Honduras servían de protección y apoyo a la contra nicaragüense para desde nuestro territorio hostigar a la revolución sandinista, entonces toda actividad social que normalmente se realizara por los trabajadores y los que reclamaban la revisión de clausula salarial era considerado “Subversión, sedición y de traición la patria”.

Las Fuerzas Armadas de Honduras en complicidad con los partidos tradicionales gobernantes y la clase social económica gobernante, siempre se han puesto a las órdenes de los Estados Unidos de Norte América, así lo han hecho siempre.


Herminio fue asesinado el 29 de enero de 1983 por un escuadrón de la muerte conocido como Batallón 3-16, aun pende una sentencia internacional para condenar al estado hondureño por violación de los derechos humanos en la vida de Herminio Deras. Nosotros, sus compañeros y amigos, su familia, seguimos exigiendo justicia, jamás le dejaremos morir y lo situamos en el glorioso altar de mártires de la historia hondureña.


San Pedro Sula, 29 de enero de 2021
RUFINO CRUZ VALLADARES

Libertad Digital

Comentarios

Más en Libertad Digital

Hasta arriba