Seguinos

25 DE ENERO: FESTEJAMOS EL PRIMER TRIUNFO POLÍTICO DE LA MUJER RECONOCIDO POR EL ESTADO DE HONDURAS

Libertad Digital

25 DE ENERO: FESTEJAMOS EL PRIMER TRIUNFO POLÍTICO DE LA MUJER RECONOCIDO POR EL ESTADO DE HONDURAS

25 DE ENERO: FESTEJAMOS EL PRIMER TRIUNFO POLÍTICO DE LA MUJER RECONOCIDO POR EL ESTADO DE HONDURAS

25 DE ENERO: FESTEJAMOS EL PRIMER TRIUNFO POLÍTICO DE LA MUJER RECONOCIDO POR EL ESTADO DE HONDURAS


Como una contribución para rememorar el origen del día de la mujer hondureña (25 de enero, desde el año 1955) me interesa destacar que más que simbolizar el festejo de nuestra “feminidad” (mezcla de cualidades biológicas y sociales que nos constituyen como el “ser mujer”), la fecha representa en realidad el primer TRIUNFO POLÍTICO de las mujeres, reconocido por el Estado de Honduras en la historia del país.

La lucha feminista con contundencia, comenzó en Honduras y en el mundo, a fines del siglo XIX, era sobre todo de tipo SUFRAGISTA, es decir, se exigía el DERECHO AL VOTO y al reconocimiento de la mujer como CIUDADANA.

Imaginémonos cómo las mujeres hondureñas de aquel entonces, pese al deseo de ser reconocidas como parte de la vida pública, de la sociedad hondureña en sí, eran relegadas a la vida privada; “para la casa más que para el mundo”. Comenzó entonces la reivindicación de las mujeres por el derecho a la ciudadanía.

En 1894 fue presentado ante la cámara legislativa el primer anteproyecto de ley relacionado con este tema, el cual fue rechazado. Pero la lucha perseveró por muchos años más; desde 1894 a 1955 fueron presentados múltiples proyectos de ley relacionados con el derecho al voto femenino.


La batalla de las mujeres que se enfrentó a diferentes gobiernos (incluyendo la dictadura de Tiburcio Carias Andino) fue dirigida por valientes lideresas como Visitación Padilla, Graciela García, Graciela Bográn, Lucila Gamero de Medina, Olimpia Varela, María Luisa Medina, entre muchas más.

Estas y otras mujeres comprendieron que formaban parte de una humanidad constructora de un mundo diverso, que sus vidas deberían trascender más allá de un espacio de 4 paredes (la casa), que la vida en sus aristas económica, cultural, artística, política y social en general, podía acogerlas también a ellas, pues como seres humanos racionales merecían contribuir, de diversas formas, al desarrollo de la sociedad.

Así Lucila Gamero de Medina fue dando cátedra de intelectualidad, convirtiéndose en una de las primeras féminas vanguardistas de la literatura hondureña y de las pioneras en proponer que la mujer podía más allá de elegir, ser electa y desempeñar cargos públicos; por su parte Visitación Padilla y Graciela García fueron dando ejemplo de capacidad organizativa, dirigiendo a mujeres y a hombres obreros/as sindicalizados/as, encabezaron también luchas políticas antiimperialistas y antidictatoriales. Graciela Bográn de las primeras mujeres en irrumpir en la vida política del país, manifestaba a mediados del siglo pasado: “El nuevo tipo de mujer es la dueña de sí misma, ya no únicamente como ama de casa, sino como miembro de la humanidad, con iguales oportunidades que los demás, ya no puede permanecer indiferente a la problemática mundial” y con esto dejaba entrever que la reivindicación porque las mujeres tengamos igualdad de oportunidades en la sociedad, tiene que ir a la par de la lucha por transformar la realidad, es decir, no podemos permanecer indiferentes al mundo que nos rodea y su caos social.

Amigas/os, compañeras/os, camaradas, está bien y estoy de acuerdo que como mujeres hondureñas orgullosas, festejemos nuestra feminidad, ¡FELICIDADES por ello y por el TRIUNFO POLÍTICO! Sólo no olvidemos el origen histórico de ésta fecha (25 de enero). Y hoy más que nunca, la patria nos llama a reconocer e imitar el legado de grandes mujeres que han marcado la historia de nuestro país… hoy también recordamos a nuestra gran Berta Cáceres, máximo orgullo y ejemplo inmortal de mujer de lucha en Honduras.

-Patricia Canizales.

Libertad Digital

Comentarios

Más en Libertad Digital

Hasta arriba