Seguinos

El Salvador no para de recibir vacunas mientras Honduras no ha vacunado ni a los médicos de primera línea.

Internacionales

El Salvador no para de recibir vacunas mientras Honduras no ha vacunado ni a los médicos de primera línea.

El Salvador no para de recibir vacunas mientras Honduras no ha vacunado ni a los médicos de primera línea.

El vecino país de El Salvador dirigido por el presidente Bukele no ha parado de recibir vacunas en los últimos meses, el país centroamericano es uno de los más avanzados en lo que a vacunación concierne en América Latina, las gestiones del presidente Bukele van desde compras hasta donaciones de aliados estratégicos.


Caso contrario al que sucede en Honduras, país dirigido por un narc0traficante que destinó millones de dólares en la defensa legal de su hermano, el convicto Tony Hernández recientemente condenado a cadena perpetua más 34 años por un juez de Nueva York, mientras Juan Orlando Hernández pasa sus días escabulléndose de la DEA, y haciendo intentos fallidos para ‘lavar su imagen’, la pandemia avanza a pasados de gigante sin nadie que la detenga, el día de ayer (06.03.2021), el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) informó que se encontraron más de mil nuevos casos positivos de Covid-19 en menos de 24 horas.

La pandemia en Honduras y El Salvador se ha manejado de maneras estrepitosamente diferentes, El Salvador pisa el acelerador respecto a la vacunación y continua con las restricciones, mientras que Honduras abandonó la tarea de la vacunación, incluyendo la vacunación para el personal de primera línea. Las decisiones que los gobernantes tomen en lo que respecta al manejo de la pandemia impactará de forma directa en la población, es por esto, que organizaciones internacionales y nacionales piden la renuncia inmediata de Hernández por su incompetencia.

El Salvador vacunará a la totalidad de su población para finales del 2021 según las proyecciones de los expertos, mientras que Honduras hasta 2023. El contraste entre estos dos paises centroamericanos es tristemente avasallador para los hondureños, mientras que los Salvadoreños ven la luz después de tanta tragedia. En el caso particular de El Salvador cabe mencionar las buenas relaciones entre el presidente Bukele y la Republica Popular de China, quien les envió la más reciente donación de vacunas.

Libertad Digital

Comentarios

Más en Internacionales

Hasta arriba