Seguinos

Ya sabemos dónde está el dinero, es hora de que lo devuelvan, afirman trabajadores

Editoriales

Ya sabemos dónde está el dinero, es hora de que lo devuelvan, afirman trabajadores

Ya sabemos dónde está el dinero


Desde el inició de la pandemia se han aprobado innumerables contratos para endeudamiento del Estado hondureño con organismos financieros internacionales (FMI, BM, BID, BCIE entre otros), esto asciende a una deuda multimillonaria que las y los hondureños tendremos que pagar, y al paso que vamos lo haremos durante generaciones.


Honduras tiene una historia de delincuencia y corrupción de más de 100 años, en los que el bipartidismo y militares han gobernado, pero en los últimos 11 años hemos visto como el cinismo de los gobernantes aumentó traficando drogas y saqueando las arcas del Estado con el respaldo de la oligarquía hondureña y otros actores que ya mencionaremos.


Este periodo oscuro de muerte que estamos viviviendo condenados al encierro ha sido marcado por una malversación descarada, la falsificación de facturas en compras de hospitales y la llegada de contenedores semi-amueblados que ahora llaman hospitales. Aparatos médicos comprados por nuevos que llegaron dañados y viejos, hospitales desabastecidos, incumplimiento de pago a personal médico, entrega selectiva de bolsas solidarias, pareciera que cada día que pasa se superan una y otra vez, alcanzando el cenit de la corrupción.


La población se sigue preguntando: ¿Dónde está el dinero?, a lo cual nosotros respondemos con contundencia, YA SABEMOS DONDE ESTA EL DINERO. El dinero está engrosando las cuentas de los banqueros que lavan el dinero del narcotráfico; está en las cuentas de los directores de INVESTH, en las caletas del narco presidente y los miembros del poder ejecutivo; esta las carteras de la junta directiva del Congreso Nacional, en la caja fuerte del Cardenal Rodríguez y el pastor Evelio Reyes; está en los bolsillos de la cúpula sicaria del ejército y la policía, está en el central ejecutivo del Partido Nacional, está en la pauta publicitaria de los medios de comunicación que transmiten la voz oficial de la dictadura.



Es momento de comenzar a señalarles y exigir al Ministerio Público investigue a todos estos actores de la corrupción. Ya sabemos dónde está el dinero. Es hora de que lo devuelvan y vayan donde pertenecen: la cárcel. Es hora que las y los hondureñas salgamos a defender nuestros intereses, es hora de señalar sus casas, de exponer sus rostros, de volver la justicia al pueblo, es hora de que paguen los cerdos que secuestran el Estado.

Comentarios

Más en Editoriales

Hasta arriba