Seguinos

¡La Tortuga Gigante que salvó su especie!

Tiempo estimado de lectura 2 minutes

Cultura

¡La Tortuga Gigante que salvó su especie!

La población de tortugas gigantes de la isla Española, en el archipiélago ecuatoriano de las Galápagos, tiene mucho que agradecer a Diego, el súper macho que sacó a su especie del peligro de extinción al reproducir en cautiverio unas 800 crías. Repatriado en 1976 desde el zoológico estadunidense de San Diego -que le da su nombre-, este ejemplar es el más dominante de los tres machos reproductores en La Española, pesa unos 80 kilos y puede medir hasta 1.50 metros de alto si llega a estirar bien las patas y, especialmente, su cuello.

Diego, contraparte de George

Quelonios de la variedad de Diego han sido llevados incluso a la isla Santa Fe, donde hace más de 150 años desapareció la especie Chelonoidis spp. Ambos tipos tienen semejanzas morfológicas y genéticas, de acuerdo con expertos del PNG.

Diego es la contraparte de George, el último ejemplar de la especie Chelonoidis abigdoni que murió en 2012 tras negarse a aparearse en cautiverio con hembras de subespecies relacionadas.

A George, emblema del archipiélago que toma el nombre de las gigantescas tortugas galápagos y cuyo cuerpo embalsamado será exhibido en Puerto Ayora, fue encontrado “muy tarde”, en 1971 en la isla Pinta, y “jamás se pudo reproducir”, apunta Tapia.

Padre del 40% de las crías

Ante el hallazgo de pocos ejemplares, una campaña internacional permitió localizar a Diego en el zoo californiano e incorporarle a un programa de reproducción en cautiverio, sin que el mundo científico imaginara que la tortuga repatriada se convertiría en salvador de su especie.

Comentarios

Más en Cultura

To Top